¿Qué colchón usar para el dolor de espalda?

por | Consejos para dormir mejor

Despertar con dolor de espalda por la mañana es más común de lo que se podría pensar; es la queja más común de molestias musculoesqueléticas, y, de hecho, más del 80% de las personas sufren de dolores de espalda, sea dorsal o lumbar, por lo menos una vez en su vida.

Los expertos han determinado que 31 millones de estadounidenses sufren de dolores de espalda en algún momento, y el 83% de los británicos encuestados dijo que se sienten tiesos o con dolor cuando se levantan por la mañana. La American Chiropractic Association (ACA) estima que entre 40 y 60% de la población estadounidense tiene problemas para dormir.

Ni muy duro, ni muy blandoGran parte de esta molestia es, sorprendentemente, innecesaria y podría ser fácilmente evitada si la gente cambiase sus colchones y almohadas de mala calidad – algo tan simple como cambiar de colchón podría ayudar a reducir o, en ciertos casos, a eliminar el dolor de espalda.

Dormir en el colchón equivocado puede provocar o empeorar el dolor de espalda. Un colchón ergonómico promueve una buena postura para dormir, relaja los músculos y generalmente proporciona un sueño sano y saludable.

Por supuesto, no hay tal cosa como un colchón “perfecto” para todos, y por eso es importante elegir un colchón que se adapte a tu postura natural al dormir.

Según Jeffrey N. Katz, Doctor y Profesor de Medicina y Cirugía Ortopédica en la Escuela de Medicina de Harvard, y una de las voces más autorizadas en el campo del dolor de espalda, cambiar de colchón puede hacer una diferencia sustancial:

|

Dr. Jeffrey N. Katz

Según un estudio realizado en 313 pacientes con dolor lumbar, aquellos que usan colchones de firmeza mediana reportaron menos dolor en la cama y menos incapacidad relacionada con el dolor en comparación con aquellos que usaban colchones más firmes.

Este hallazgo, que ha sido confirmado varias veces por otros médicos, ha resultado ser una sorpresa para muchos, ya que está en marcado contraste con la recomendación de la vieja escuela de utilizar un colchón muy firme para combatir el dolor de espalda crónico.

El Dr. Katz recomienda probar diferentes colchones y ver con cuál uno se siente mejor. En el pasado, esto significaba ir a una tienda de colchones muchas veces, pasar horas acostado en una serie de colchones al azar, con un vendedor molesto poniéndote presión para cerrar la venta.

Hoy en día, sin embargo, gracias al nuevo enfoque de varios productores de colchones, puedes hacer la compra del colchón a través de internet y probarlo en la comodidad de tu hogar durante unas semanas, y devolverlo si no estás satisfecho.

Qué tener en cuenta a la hora de buscar un colchón para el dolor de espalda crónico

Antes de empezar, una advertencia importante: nuestros análisis, investigaciones y consejos no pueden ser considerados como sustitutos del asesoramiento profesional de un médico. Asegúrate de hablar con tu médico antes de tomar cualquier decisión que pueda tener un impacto en tu salud, incluyendo la de tu espalda.

Al elegir un colchón para el dolor de espalda, hay algunas cosas a tener en cuenta:

l
  • Si el colchón es lo suficientemente firme como para darle apoyo a la parte inferior de tu espalda si duermes boca arriba, mientras sigue siendo lo suficientemente blando para adaptarse al contorno de tu cuerpo. De hecho, los colchones demasiado rígidos tienden a ejercer presión contra la columna vertebral, mientras que los colchones demasiado blandos no ofrecen suficiente apoyo. Un colchón de firmeza mediana es ideal.
  • Para aquellas personas que duermen de lado, es necesario un colchón con ligera blandura, para amortiguar los hombros y las caderas.
  • Las personas que duermen sobre su estómago (que muy probablemente duermen de esta manera debido al dolor en las lumbares o espalda inferior) necesitan un colchón más firme, para mantenerlos a flote.
  • El material del que está hecho el colchón.

¿Cuál es el mejor tipo de colchón para aliviar el dolor lumbar crónico?

Tu médula espinal tiene tres curvas suaves:

  • La columna cervical en forma de C que soporta la cabeza
  • La espina dorsal torácica inversa en forma de C, también llamada de “dorsales”, que sostiene la parte superior del cuerpo
  • La curva en forma de C de la columna lumbar (en la parte inferior de la espalda) que es la base de la espalda

Es importante mantener la alineación de las curvas de la médula espinal cuando estás en la cama – de lo contrario, estarás sentando las bases para sufrir un dolor de espalda crónico.

Para definir qué colchón es el mejor para aliviar el dolor de espalda, veremos a seguir algunos elementos, incluyendo materiales con los que se fabrican los colchones, que nos ayudarán a decidir.

Soporte espinal máximo

El dolor de espalda es más común en el área inferior de la espalda, la zona lumbar, aunque se puede sentir en cualquier parte de la columna vertebral, desde el cuello hasta las caderas. Es esencial que, al acostarse, el cuerpo se apoye de forma uniforme con el apoyo continuo y el contacto completo de la superficie, distribuyendo el peso corporal para aliviar el estrés en la columna vertebral. Esto ayudará a mantener una postura adecuada y asegurar que la columna permanezca recta para que el cuello, los hombros, la parte inferior, media y superior de la espalda se mantengan sanos. Si hay espacios entre tu cuerpo y la superficie de la cubierta superior, no estás recibiendo el apoyo completo que necesitas y, eventualmente, terminarás sintiendo dolor en las articulaciones por la mañana.

Alineamiento de la columna

Un buen colchón brinda soporte al mismo tiempo que respeta las curvas del cuerpo

¿Firme o blando?

Firmeza justa de un colchónSea cual sea el grado de severidad de tus síntomas o dolor, o cuánto tiempo has estado sintiendo dolores, uno de los factores más importantes a tener en consideración es la firmeza del colchón. Si tu colchón actual es bastante blando, podría ser recomendable probar una opción más firme en su lugar. Tal vez es demasiado blando o flácido, creando así una superficie irregular mientras estás descansando.

Del mismo modo, si tu colchón es demasiado firme puede ser mejor probar con uno más blando; quizás es demasiado firme, y ejerce demasiada presión sobre el cuerpo, empeorando el dolor (caso común en los síntomas de la fibromialgia). No hay una respuesta definitiva en cuanto a cuán firme o blando un colchón debe ser para aliviar el dolor, ya que hay diferentes grados de problemas de espalda y cada persona es un caso diferente.


 

 

 

 

Volteo y rotación

El volteo y la rotación del colchón pueden ser un alivio preventivo común a corto plazo para los problemas y el dolor de espalda. De vez en cuando es aconsejable girar el colchón en el sentido de las agujas del reloj (moviendo la parte de la cabeza a los pies) o voltearlo boca abajo. Esto es así pues se mantiene la comodidad y el apoyo mientras el colchón se desgasta uniformemente, y no se hunde en una zona en particular. Un colchón hundido hace que el cuerpo se hunda en el colchón de manera desigual, y puede irritar las articulaciones de la columna vertebral y así agravar problemas de ciática. Ten en cuenta que no todos los colchones están preparados para ser dados la vuelta, así que es importante mirar bien la descripción e instrucciones del colchón que compres.

Vida útil

No hay un estándar para la vida útil de un colchón; todo depende del tipo de uso que recibe, así como de los materiales de que esté hecho y la calidad de la fabricación y los materiales en general. Sin embargo, si te estás despertando con dolor, puede ser el momento para considerar la compra de un colchón nuevo. Para obtener los mejores resultados y mantener una columna vertebral sana y tu postura, nuestra investigación sugiere que la mayoría de los colchones debería ser reemplazada aproximadamente entre 7 y 10 años a partir de la compra (pero, de nuevo, algunos colchones pueden ser usados perfectamente hasta 15 años – pero son la gran minoría).

Látex

corte de colchón de látexUn colchón de látex se considera a menudo el mejor colchón para el dolor de espalda debido a su acción elástica, que puede proporcionar un alivio eficaz. Estos colchones funcionan bien entre las personas con problemas de espalda. Al menos el 33% de los usuarios afirman que su decisión de usar colchones de puro látex les proporciona algún tipo de alivio del dolor en varias partes del cuerpo, incluyendo el cuello, los hombros y las caderas.

Como vimos en nuestra guía básica de los colchones de látex, el material esponjoso y de calidad del látex empuja el cuerpo suavemente, lo que maximiza al instante el contorno corporal natural y asegura el contacto corporal completo con el colchón, lo que a su vez proporciona un gran alivio en el punto de presión y alineación de la columna vertebral. En general, el látex es una opción altamente recomendable para cualquier persona que tiene dolor de espalda por la mañana o que por lo general requiere un colchón ortopédico. Lee más en nuestra lista y comparativa de los 10 mejores colchones de látex.

Espuma viscoelástica

Nuestra investigación muestra que las personas con problemas de espalda a menudo tienden a estar muy satisfechas con un colchón viscoelástico. De hecho, existen estudios que muestran que un gran número de personas que poseen uno ha experimentado algún tipo de alivio del dolor en sus articulaciones. Esta satisfacción surge debido a las propiedades únicas y el comportamiento de la espuma de memoria.

colchón viscoelásticoVolviendo a la cuestión firme o blando, una de las características más importantes a tener en cuenta al elegir un colchón para el dolor de espalda es decidir la densidad de la espuma. Generalmente, la espuma de alta densidad (más de 80 kg/m3) proporciona el apoyo máximo y la alineación espinal óptima; espuma de densidad media (entre 40 y 80 kg/m3) ofrece menos contorno del cuerpo; y espuma de baja densidad (18 y 40 kg/m3) se considera que proporciona un alivio del dolor menos eficaz que las otras dos opciones. Lee más en nuestra guía para elegir el mejor colchón viscoelástico y en nuestra lista y comparativa de los 10 mejores colchones viscoelásticos.

Muelles

colchón de muellesExisten otros colchones ortopédicos que ofrecen soporte de cuerpo completo, como el muelle embolsado (también conocido como bobina embolsada). Estos colchones están hechos con miles de muelles individuales, embolsados ​​dentro de la tela. Cada muelle actúa independientemente para permitir que los contornos del cuerpo sean apoyados suavemente. Como regla general, un colchón con unos 1.000-2.000 muelles está bien, pero considera uno con 2.000 o más si pesas más de 175 kg.

En nuestra opinión, un colchón de muelles embolsados puede ser bueno para el apoyo ortopédico y el tratamiento del dolor – sin embargo, estos colchones no pueden rivalizar con la superioridad de la espuma viscoelástica o del látex.

Conclusión

Aunque no hay un único colchón que sea el “mejor” para las personas con problemas de espalda, articulaciones o caderas, definitivamente hay algunos que son mejores que otros. Incluso si pudiéramos pasar otro año investigando todos los diferentes productos en el mercado y sus características clave, así como estudiando pacientes y sus necesidades, probablemente seguiríamos llegando a la misma conclusión. Cada paciente es diferente, algunos experimentan dolor de espalda crónico y severo mientras que otros pueden mejorar con un cambio en su rutina diaria y ejercicios leves. Lo que sí sabemos es que los síntomas de dolor que aparecen por la mañana son debidos a que estás durmiendo en un colchón malo, y es hora de cambiarlo.

En resumen, a la hora de buscar un colchón para ayudarte con el dolor de espalda o articulaciones, es importante que consideres el material del que está hecho (recomendamos tanto los colchones de látex como los viscoelásticos), su firmeza y tu posición al dormir.

l

Consejos para comprar mejor

1. Tómate tu tiempo: Vas a pasar muchas horas durmiendo en tu colchón nuevo, así que asegúrate de que es cómodo.

2. Piensa en el valor a largo plazo: 100 euros gastados en un colchón son apenas 2,7 céntimos por noche durante los próximos 10 años. Piensa que aún si gastaras €2.000 estarías pagando 55 céntimos por noche.

3. Comprueba tus alergias: Aún aquellas alergias leves a ciertas fibras pueden afectar gravemente a tu sueño. Hay colchones para todo tipo de alergias y condiciones.

4. Ten en cuenta a tu pareja: Cuando estés probando colchones para comprar, asegúrate de llevar a tu pareja, para encontrar uno que le vaya bien a todos.

5. Pon atención en los detalles: Almohadas, cubrecolchones y colchas – todo contribuye a tu comodidad al dormir. Reserva parte de tu dinero para lo que no sea colchón.